El museo SCMAGLEV de Nagoya

Facebooktwittermail

El fin de semana pasado os hablábamos de cómo visitamos el museo SCMAGLEV de Nagoya en nuestro viaje por Japón. En ese día realizamos por la mañana la visita al maravilloso castillo de Matsumoto. Por la tarde, ya en Nagoya, visitamos este bonito museo del ferrocarril japonés. Un increíble paseo por toda la historia de los trenes en japón, desde los comienzos hasta los modernos MAGLEV (levitación magnética) que alcanzan más de 600 km/h. En la entrada de hoy os describimos cómo visitar el museo SCMAGLEV de Nagoya.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Exposición de los trenes en la planta baja del museo

Cómo llegar

Desde la estación de Nagoya, llegar al museo SCMAGLEV es muy sencillo. Tenéis que coger el metro de la línea AONAMI que os llevará después de 10 paradas hasta la estación Kinjo Futo. Desde aquí veréis el museo del ferrocarril de Nagoya, ya que solo hay un par de minutos desde esta estación. El metro os costará 350 JPY por persona.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

David entre dos vagones en el museo SCMAGLEV

Por cierto, si sois amantes de Lego, sabed que justo enfrente, os sirve la misma estación de metro, está el Legoland Resort de Japón. El primer parque temático de Lego que abrió en Japón en 2017. Siempre podéis hacer una visita combinada a ambos sitios 🙂

Horarios y precios

El horario de apertura del museo es de 10:00 a 17:30. Tened en cuenta que cierran media hora antes, así que la última admisión es a las 17:00. Aunque os podemos asegurar que en media hora no os da tiempo a ver el museo por completo 🙂

Importante: el museo cierra sus puertas todos los jueves del mes. Además si un día de fiesta nacional cae en jueves, también cierra sus puertas al día siguiente. Si os queréis asegurar, visitad el calendario oficial de horarios.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

David junto al tren de la clase Moha 52

Los precios son los siguientes:

  • Adultos: 1.000 JPY
  • Niños en edad escolar: 500 JPY
  • Niños a partir de 3 años: 200 JPY

A parte hay precios especiales para grupos a partir de 20 personas y para personas de movilidad reducida.

Tened en cuenta que luego también hay atracciones que se pagan a parte, como por ejemplo los simuladores de tren.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Interior del tren de la clase Kumoha 12

Audioguías

En la entrada donde compréis los tickets de acceso, también podéis alquilar una audioguía. Nosotros lo hicimos y la verdad que te cuentan muchísima información sobre cada uno de los trenes. En el caso de que tengáis un par de horas como mínimo para disfrutar del museo, os recomendamos que cojáis una audioguía para que la visita sea más completa todavía.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Modelo Kiha 181

El precio de cada audioguía es de 500 JPY. Los idiomas disponibles son japonés, inglés, chino, coreano, francés, alemán, español y portugués.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Cartel indicativo de la clase Kuha 381

Las famosas consignas

Seguimos con nuestras famosas consignas que estamos utilizando a lo largo y ancho de todo Japón :). En este museo no iba a ser menos. Funcionan con una moneda de 100 JPY que después te devuelven. Nosotros metimos una mochila de unos 30 litros y la bolsa de la cámara reflex. Así podéis hacer la visita de forma mucho más cómoda.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Vagón comedor de un tren Shinkansen

Simuladores 

Hay tres tipos de simuladores. Los mejores simuladores son dos: el simulador de tripulación de tren y el simulador Shinkansen. Estos dos simuladores valen 500 JPY por viaje y tienen una duración de 15 minutos. Sin embargo, no podéis llegar y pagar el viaje para utilizar el simulador, lo cual es un poco frustrante, ahora os contamos.

Estos dos grandes simuladores funcionan con un sistema de lotería, como una especie de sorteo. Este sorteo lleva unos estrictos horarios que podéis ver en el enlace que os hemos dicho de los horarios. Realizan 6 sorteos al día. El último sorteo es a las 15:30. ¿Y a qué hora llegamos nosotros? Pues justo pasadas las 15:30, así que nos quedamos sin poder utilizar el simulador Shinkansen :(. Si llegáis antes de esta hora, id rápidamente al sitio donde realizan los sorteos para probar suerte 🙂

El museo SCMAGLEV de Nagoya

David en el simulador del tren

En el caso que, como nosotros, no hayáis tenido suerte o bien no hayáis podido participar en el sorteo, podréis utilizar el simulador más básico por 100 JPY, que de todas formas es bastante molón y vais a disfrutar muchísimo. Sobre todo si, como a David, os emocionan los trenes :). Durante 10 intensos minutos tendréis que demostrar vuestra pericia al mando de un tren para llegar en el horario programado a cada una de las estaciones. 

Aunque está en perfecto japonés, los empleados que están en el simulador os enseñarán a configurarlo para que podáis conducirlo sin ningún problema. Por cierto, este simulador os lo encontraréis infinidad de veces en todos los edificios de máquinas de arcade de Tokio.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Noe utilizando el simulador del tren

La visita al museo

El museo tiene dos plantas. En la planta baja es donde podréis disfrutar de 39 distintos trenes, por los que podréis pasear e incluso entrar en alguno de los vagones, incluso en el vagón comedor de los modernos Shinkansen. En esta planta también están los simuladores y la tienda del museo. Además en la parte de afuera hay un par de trenes más.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Exposición de los trenes en la planta baja

En la planta de arriba tenéis baños, una habitación para que jueguen los niños, un salón para comer, una habitación de aprendizaje y experiencias sobre los ferrocarriles, una habitación con la historia del ferrocarril y un pequeño teatro.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Planta baja de la exposición del museo SCMAGLEV

Planta baja: entrada

La entrada a la primera planta es espectacular, ya que nos encontraremos con tres impresionantes locomotoras. Todas ellas son símbolos de la velocidad en Japón, ya que cada una de ellas rompió los récords de velocidad de su época.

  • C62 Locomotora de vapor: consiguió la velocidad de 129 km/h en 1954, un récord mundial en la categoría de vapor. Fue la más grande y más veloz locomotora de vapor fabricada en Japón.
El museo SCMAGLEV de Nagoya

Locomotora de vapor C62

  • 300X Shinkansen: en 1996 alcanzó el récord mundial de velocidad en la categoría de unidades eléctricas múltiples, nada más y nada menos que 443 km/h.
El museo SCMAGLEV de Nagoya

Locomotora 300X Shinkansen

  • MLX01-1 Maglev: en 2003 este tren por conducción magnética alcanzó el récord mundial de 581 km/h.
El museo SCMAGLEV de Nagoya

Locomotora MLX01-1 Superconducting Maglev

Planta baja: exposición de trenes

En esta planta podréis admirar más de 30 distintos trenes. Os recomendamos empezar por la derecha, desde las locomotoras más antiguas, para seguir hacia la izquierda y disfrutar de los Shinkansen más modernos de la serie 700.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Los distintos “morros” de los trenes Shinkansen

Comenzaremos con las locomotoras eléctricas ED11 y ED18, importadas desde Reino Unido, que se comenzaron a utilizar en 1923 en la línea electrificada Tokaido entre Tokio y Kozu. Estas locomotoras alcanzaban una velocidad de 65 km/h.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Vagón de la clase ED11

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Cartel indicativo de la clase ED11

Pasaremos por la locomotora C57 de 1940, muy popular entre los entusiastas de los ferrocarriles. Alcanzaba velocidades de 100 km/h.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Locomotora de la clase C57

Llegaremos a los años 60 con esta locomotora eléctrica de la clase Kuha 111 del año 1962, con un peso de 29 toneladas y una velocidad punta de 100 km/h.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Tren de la clase Kuha 111

Seguiremos por los años 70 y esta impresionante locomotora que iniciaba la alta velocidad en Japón, con la serie 0 Shinkansen que alcanzaba los 220 km/h. Realizaba el viaje entre Tokyo y Osaka en 3 horas  y 10 minutos. Se utilizó hasta el año 2008.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Tren Shinkansen de la serie 0

Como curiosidad tenemos este vagón amarillo, llamado por los japoneses como Dr. Yellow, que realizaba labores de diagnóstico en las vías y la catenaria. A lo largo del recorrido realizaba miles de medidas con las que luego se podía seguir manteniendo la velocidad del resto de convoyes. Se situaba en el último vagón de un convoy de 7 vagones.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Tren Shinkansen Dr. Yellow, el tren diagnóstico de las catenarias y las vías

Finalizaremos con la serie 700 de Shinkansen fabricada en el año 1997 que alcanzaba la velocidad de 270 km/h. La cuarta generación de Shinkansen se desarrollo siguiendo la estela de la serie 300 con el objetivo de mejorar la calidad, disminuir el ruido y la contaminación en el medio ambiente.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Noe junto a la serie 700 de Shinkansen

Maqueta gigante

En la planta baja en la parte derecha de la exposición hay una maqueta gigante con decenas de trenes a escala. Quizá esta parte de la exposición fue una de la que más nos gustó. Al principio, miras la gigante maqueta embobado puesto que está todo parado. 

El museo SCMAGLEV de Nagoya

David en la maqueta gigante del museo

Sin embargo, el espectáculo comienza cuando una empleada del museo empieza a hablar en inglés y enciende la maqueta. Los trenes comienzan a moverse de un lado a otro de las estaciones que hay en la maqueta. Pero lo mejor no es solo eso, es que se mueven muchísimas más cosas que los trenes. 

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Maqueta a escala, al fondo se aprecia el monte Fuji

Podréis ver cientos de detalles, desde un concierto de rock, un parque de atracciones con montaña rusa y noria. No podría faltar el monte Fuji.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Maqueta del museo a todo detalle

Simuladores

Como os decíamos antes, en la planta baja también se encuentran los simuladores. Recordad el tema del sorteo para poder utilizar los dos mejores simuladores durante 15 minutos. Nosotros nos conformamos con utilizar los simuladores más básicos, aunque lo pasamos bastante bien.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Noe en el tren que simula el viaje cerca del monte Fuji

Los simuladores se configuran con todo detalle, podréis elegir el clima: soleado, nublado, lluvioso, incluso nevando; también tendréis que elegir el horario en el que queréis conducir, de día o de noche. Por supuesto, tendréis que hacer caso a las señales de velocidad máxima, entrar en las estaciones a una velocidad adecuada y parar justo en el sitio adecuado para que la gente se pueda subir y bajar del tren. Como podéis ver un simulador con todo lujo de detalles.

El museo SCMAGLEV de Nagoya

David junto al tren de la clase Kumoha 12

El museo SCMAGLEV de Nagoya

Interior de un vagón de línea regular

Tanto si sois amantes de los trenes como si no, creemos que este museo es un imprescindible si estáis o pasáis por Nagoya. Un museo muy recomendable si vais con niños. Además recordad que Legoland está a un paso, así que podéis combinar las dos visitas. 

La semana que viene os contaremos nuestra segunda visita a un museo en Japón, también en Nagoya, el museo de ciencias y tendremos nuestro primer contacto con la gran capital, Tokio. Hasta entonces, un saludo y ¡a viajar!

Booking.com
Facebooktwittermail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ITINERARIO JAPÓN
  • Día 11: Nagoya y Tokio
  • Día 12: Barrio Akihabara Tokio
  • Día 13: Ikebukuro y Harajuku
  • Día 14: Hakone y el Fuji
  • Día 15: Ruta de los transportes
  • Día 16: Kamakura y Yokohama
  • Día 17: Monte Nokogiri y Tokio
  • Día 18: Ginza, Odaiba, Tsukiji
  • Día 19: Tokio Friki
  • Día 20: Despedida de Japón
  • Conclusiones y presupuesto

the next land

¡Sigue todas nuestras aventuras!